Fuente: noticias.ucn.cl

Con un balance muy positivo concluyeron las Jornadas Chilenas de Computación 2020, cuya organización correspondió este año a la Escuela de Ingeniería Coquimbo de la Universidad Católica del Norte, organización concedida por la Sociedad Chilena de la Ciencia de la Computación.

Calificadas como el evento científico chileno más importante de la Ciencias de la Computación y de la Informática, este año por primera vez desde sus inicios en 1993, debieron efectuarse en modalidad no presencial y lo que podría haber significado un contratiempo, generó un inesperado beneficio: “Los artículos recibidos para ser revisados aumentaron en un 54% con respecto al 2019 y 74% con respecto al 2018. Además, se logró contar con un gran número de invitados internacionales. De hecho, 7 de las 8 charlas magistradas fueron internacionales”, comentó el académico de la Escuela de Ingeniería Coquimbo, Dr. Paul Leger, presidente de la comisión organizadora.

Aún con estos favorables resultados, el Dr. Leger advirtió que el progreso de esta disciplina en Chile requiere de algunos cambios. “Actualmente, los científicos que desarrollamos la ciencia de la computación nos hemos visto desfavorecidos, porque las instituciones evaluadoras en Chile no han incluido un sistema de evaluación de calidad con respecto a los artículos de conferencias como la JCC 2020, los cuales son sumamente importante en el desarrollo científico de la computación”.

Lecciones
Tal como impactó en la convocatoria del evento, el contexto de pandemia también determinó el tema de la conferencia inaugural de las jornadas dictada por el Dr. Ricardo Baeza Yates, investigador del Instituto Milenio Fundamentos de los Datos, quien reflexionó sobre los desafíos de los datos del Covid-19. En este contexto, el Dr. Baeza-Yates enumeró las 7 lecciones que, a su juicio, ha dejado la emergencia sanitaria que afecta al país desde marzo a la fecha: los errores en la captura de datos, la imprecisión intrínseca de los datos, el caos al contabilizar personas fallecidas, la paradoja temporal de pasado y futuro, la importancia de la transparencia, la privacidad en tiempos de pandemia y la obsesión por compararse. De estas 7 lecciones, afirmó el experto, solo las 4 primeras son atribuibles al virus.
Todas las charlas presentadas en las jornadas están disponibles en YouTube.

Trayectoria pionera
Cabe mencionar que, ya en el año 1979, la entonces Universidad del Norte organizó el primer simposio de Aplicaciones en Computación e Informática, INFONOR, evento que se siguió realizando periódicamente hasta 1998, y luego de una década de receso, está vigente desde 2010 en una organización conjunta de las universidades de la zona norte del país.

Así lo destacó el Rector de la UCN, Dr. Jorge Tabilo, quien asimismo advirtió que el desarrollo mundial de la computación, tecnologías de información, comunicación y, más recientemente, de la inteligencia artificial, sus derivados y diferentes aplicaciones, “deben servirnos para construir una sociedad más justa, ya que con ellas el ser humano puede complementar su propia inteligencia y así tener más posibilidades de mejorar la calidad de vida de las personas”.

Escuela de Ingeniería Coquimbo
Para el Director de la Escuela de Ingeniería Coquimbo, Dr. Patricio Ramírez, haber tenido la responsabilidad de organizar este año las Jornadas Chilenas de Computación representó un doble trabajo asignado a la comisión organizadora, “donde fue necesario planificar un evento de estas características, convocando autores y revisores, teniendo en cuenta las dificultades impuestas por la pandemia, haciendo una difusión novedosa a través el sitio web de las jornadas, y logrando, en definitiva, que el evento online fuera capaz de transmitir los mismos resultados en aprendizajes y relato de experiencias que un encuentro presencial”, manifestó.

Además, permitió dar a conocer el quehacer de la Escuela de Ingeniería y la región, a través de videos que se difundieron durante el evento, cuyo desarrollo, destacó Ramírez, “contó con el importante aporte de nuestros estudiantes, que realizaron las tareas de apoyo que permitieron que todos los autores estuvieran presentes y a tiempo al momento de sus intervenciones, y que también realizaron el control de acceso a las salas virtuales y la administración de preguntas de la audiencia”.

La comisión organizadora fue presidida inicialmente por el profesor Marcos Chait, quien luego de largos meses de trabajo y a solo días del evento, asumió la responsabilidad de formar parte del comité de búsqueda del próximo Rector de la UCN, dejando en manos del Dr. Paul Leger la coordinación de las jornadas.

El Dr. Ramírez resaltó igualmente la función de la comisión organizadora de los diversos eventos paralelos: Conferencia Internacional (Dr. Paul Leger), TIxedu (Loreto Telgie), Lo mejor de lo nuestro (Dr. Héctor Soza), Avances en Informática (Patricio Rojas), Encuentro de tesistas y coloquios de ciberseguridad (Carlos Manzano).

Por último, recordó que las Jornadas Chilenas de Computación son reconocidas por la Association for Computing Machinery (ACM) y el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE), las dos más importantes sociedades científicas mundiales en su ámbito y manifestó su agradecimiento al auspicio de REUNA que facilitó licencias de Webinar de Zoom que hicieron posible la realización de JCC2020 online.

Texto: Cecilia Becker