Fuente: noticias.ucn.cl

Ante posibles estafas cibernéticas, especialmente con la entrada en vigencia del segundo retiro del 10% de los ahorros previsionales, es fundamental tomar medidas para evitar el robo de datos sensibles por parte de los delincuentes.

El reto de impulsar la ciberseguridad es un tema transversal que involucra a los Estados, a través de la promulgación o actualización de leyes ante delitos informáticos y robo de información; a la academia, con las investigaciones que desde las instituciones se adelantan; a las empresas, sean grandes, medianas o pequeñas; y a los propios ciudadanos, cuando le otorgan real importancia a resguardar sus datos personales.

Pero estos asuntos tienen un punto débil: el desconocimiento que persiste en el área digital, y a su vez la necesidad de concientizar, de educar a la gente para que tomen medidas más efectivas de protección.

Así lo señala Carlos Manzano, académico de la carrera Ingeniería Civil en Computación e Informática en la Universidad Católica del Norte (UCN) Sede Coquimbo, quien se dedica al estudio del ámbito de la ciberseguridad.

 

 

A propósito de las Jornadas Chilenas de Computación 2020, realizadas en el mes de noviembre, y cuya organización correspondió este año a la Escuela de Ingeniería UCN-, presentó, junto con los profesores Claudio Meneses de Antofagasta y Paul Leger de Coquimbo, un trabajo titulado “An Empirical Comparison of Supervised Algorithms for Ransomware Identification on Network Traffic” sobre la identificación de ransomware en el tráfico de red (un virus que infecta los sistemas operativos y exige un pago a cambio para restablecer el funcionamiento).

 

 

El riesgo de estafas cibernéticas

Un tema cobra relevancia actualmente, ya que con la entrada en vigencia del segundo retiro del 10% de los ahorros previsionales, las estafas cibernéticas están a la orden del día y por lo tanto es fundamental que los usuarios apliquen estrategias preventivas, a fin de evitar el robo de datos sensibles por parte de los delincuentes o el ingreso a sitios web fraudulentos.

Destacando que el contexto de pandemia obligó el uso constante de herramientas como el computador, el celular y de plataformas digitales para podernos comunicar, trabajar o formarnos, ¿cuáles son las recomendaciones para proteger nuestra información?

“Es fundamental partir por casa para protegernos de los ciberdelincuentes y esto se logra tomando resguardos básicos, manteniendo una actualización de las claves en cuentas de servicios, cuentas bancarias, cuentas de acceso al trabajo y en nuestras redes sociales. Por eso es necesario elaborar una estrategia personal para ir mitigando los ataques o incidencias que puedan ocurrir.

Ahora, hay cosas que son más técnicas que apoyan este cuidado y ahí es cuando podemos asesorarnos, proteger el computador con un antivirus por ejemplo, instalar algún sistema más especializado como un cortafuegos, que en resumen, nos ayudan a proteger nuestra confidencialidad e integridad de los datos.

Robo de identidad

Hace un mes las autoridades llamaron a la población a estar alerta por la suplantación de las Simcard (chip telefónico), y en la primera semana de diciembre el Gobierno detectó 17 sitios web fraudulentos relacionados con el retiro del 10% de los ahorros previsionales. Lamentablemente son situaciones que se registran con frecuencia en Chile. ¿Qué podemos hacer para evitar caer en este tipo de estafas?

“El SIM swapping es un tipo de fraude que permite a los criminales robar tu identidad mediante el ´secuestro´ del número de teléfono, con el que pueden obtener contraseñas y datos bancarios o comerciales y esto le puede ocurrir a cualquiera. Ahora, esto depende de las empresas de telecomunicaciones y de los procedimientos que tienen en temas de resguardo y seguridad de la información, lo que muchas veces no existe.

Las estrategias de seguridad que como usuarios podemos aplicar es usar las claves dobles, activar un correo electrónico alternativo para que se envíe la información si es que alguien quisiera ingresar a nuestras cuentas o el reconocimiento con huella para permitir el acceso.

También es importante recordar que nadie puede pedir a nuestro nombre las claves o datos de la cédula de identidad, y siempre hay que fijarse en la dirección web”.

Aunque la tecnología en general ha mejorado la calidad de vida de la población y agiliza muchas de las tareas que hacemos diariamente, también se han detectado fallas que nos hacen más vulnerables. En nuestro país por ejemplo se puede obtener mucha información de una persona solo con saber su RUT. ¿Cómo hacer para abordar estos temas de mejor manera en un futuro cercano?

Leyes pendientes

“En este sentido hay que resolver dos cosas: que los usuarios tengan una cultura digital en ciberseguridad, porque es primordial concientizar a la gente, no solo desde los hogares, sino de las empresas; y ojalá que en el corto plazo los compromisos que están estancados en términos de leyes a nivel nacional se concreten.

No es fácil, pero lo que va a pasar y está pasando hoy en día es que la necesidad de educación en ese ámbito está creciendo. Hay mucho desconocimiento en el vocabulario y en la actual cultura digital y hace falta trabajar en la alfabetización de los usuarios comunes, también de los especialistas y de las empresas.

Conocer cosas tan básicas como qué es un malware, cuáles son los riesgos de contraer un software malicioso en un celular o en un computador, saber que no te puedes conectar a una red wifi cualquiera, tampoco recoger un pendrive que te encuentres y conectarlo en el computador, ya que no sabes lo que trae.

Es recomendable borrar el caché del navegador web de las búsquedas que hacemos, y proteger nuestras redes sociales porque hay que tener claro que una fotografía personal puede ser muy mal utilizada.

Además, en Chile tenemos proyectos de ley que no se han terminado, como la Ley de Datos Personales que todavía está en el Congreso, la ley de Ciberseguridad, o la Ley de Delitos Informáticos, y que en tiempos como estos resultan esenciales para proteger a los usuarios”.

Texto: Johana Fernández